dbhost: localhost Kézdialmási Vadaskert adottságai

Kézdialmási vadaskert   |   Vadászat szabályai

Vadaskerti vaddisznó

Minőségi vadállomány, érintetlen természeti környezet, vaddisznó vadászat.
Szeretne az erdélyi Kárpátokban, a Kézdialmási Vadaskertben vaddisznóra vadászni?

Las aspectos del parque natural

Kézdialmási VadaskertEl Parque Natural de Mereni está situado en un territorio de trescientos cincuenta hectáreas. El relieve se compone típicamente de profundos lechos de arroyos y cuestas poco empinadas. Unos 85,71% del área del parque natural son bosque mientras los 14,29% restantes están conformados por prados. Los bosques se componen fundamentalmente de robles (41,2 %), pinos (13,4%), hayas (22,7%), carpes (12,6%), abedules (8,4%) y limeros (1,7%). Como la inmensa mayoría de la reserva de árboles no se ha creado a través de una plantación sino por forestación natural, las especies “han sido capaces de encontrar” el hábitat más adecuado. En consecuencia, en diferentes zonas del parque natural existen distintas especies de árboles que – dando varios tipos de frutos como las bellotas – proveen de una imagen natural variada a todo el terreno. Las características de la vegetación del parque natural son propicias para las las necesidades de las diferentes especies de caza, especialmente, para las de los jabalíes. Los bosques de gran extensión - de robles y de hayas – son el complemento natural idóneo de comida. Los caracoles y los hongos son los responsables de la sustitución natural de la cal y otros elementos importantes. Los bosques de abedul densos, impenetrables para los humanos satisfacen completamente las exigencias típicas de los jabalíes para poder esconderse.

Kézdialmási VadaskertLa región que alberga el parque natural - como los terrenos montañosos en general -, revela su verdadera belleza en invierno. El manto de nieve que ocasionalmente llega a un metro realza la forma de las laderas – por tanto, de cierta manera disminuye la relevancia de los bosques.

En esta parte del año los lechos peculiares y variados producidos por los arroyos se abren más para realzar la presencia de la hidrografía natural. El periodo invernal es el más adecuado no solamente para la admiración del paisaje sino también para la de la caza – desde las emboscadas intencionalmente creadas y colocadas en los puntos más preciosos del parque natural. Una parte de estas amboscadas es abierta, sin embargo, su mayoría es apropriada tanto en invierno como también para largas observaciones estivales.